Cartitas

Ella era una dulce niña de ojos negros y cabello liso hasta los hombros, de las privilegiadas familiares de empleados del Instituto Evangélico que convivían en las instalaciones con libertad total; podía estar en la tesorería,...

Ver detalle

Curry

Era uno de esos días de campo, acostumbrados en nuestra querida Escuela Mariano Alvarez. No era necesario más que vestir calzones cortados con propósitos maternos para prolongar la vida útil ante el inevitable paso de los años y...

Ver detalle

El piano que sonaba solo

Eran las 12 del medio día, caminé con mi tía a la acostumbrada lección de piano; sus manos me apretaban firmemente mientras pasábamos por la esquina de la dirección donde los internos del Instituto Evangélico descansaban sus...

Ver detalle

El profesor Darío

Cuando lo vi fui consciente del paso de los años, sus ojos no brillaban como siempre, aunque su sonrisa era la misma. Su nombre Darío era muy conocido en muchas zonas de Comayagua, Carías como la mitad del pueblo y sin ninguna...

Ver detalle

Estrepitosa

Recuerdo haberla visto esperar en silencio en cada acto cívico. Declamadora de familia, como las Navarro también. Y mientras sus rodillas temblaban el mismo miedo ocho veces al año, impaciente soportaba la agonía de ser llamada;...

Ver detalle

Piano y fútbol

… y mirando por la empañada ventana del aula de piano, decía: – “que bruto soy”. Fue en los días cuando jugar al fútbol bajo la lluvia, con la ropa cubierta de lodo y el sudor condimentado de carcajadas era la receta...

Ver detalle